Cómo elaborar un Plan de Marketing Digital paso a paso

Cómo elaborar un Plan de Marketing Digital paso a paso

El plan de marketing es el documento en el que se recoge la situación del entorno, la competencia y la empresa. En él se va a definir la meta y los objetivos que se quieren alcanzar, la estrategia que se va a seguir, la planificación de ésta, a qué públicos va a ir dirigida, las métricas y los KPI’s que se necesitan medir para comprobar la efectividad de la estrategia.Finalmente también debe reflejar el presupuesto necesario para llevarla a cabo.

A continuación te mostramos cómo elaborar tu propio plan de marketing digital paso a paso.

 

1.     Investigación y DAFO

Análisis externo: Investigamos cuál es la situación social y económica del lugar de actuación y la situación del mercado y el sector en el que competimos. Deberemos definir también cuáles son las necesidades.

Otro punto que deberemos analizar en este apartado es nuestra competencia: lo que está haciendo, los canales en los que tiene presencia, etc.

Análisis interno: Aquí es dónde debemos investigar la situación actual de nuestra empresa:

  • ¿Qué estamos haciendo? ¿Está funcionando?
  • ¿Tenemos una web UX y responsive?
  • ¿Nuestro blog está actualizado?
  • ¿Qué posición tenemos en los buscadores?
  • ¿Nuestras redes sociales se actualizan diariamente? ¿Hay participación e interacción con el público?
  • Otras acciones que estemos llevando a cabo: publicidad, email marketing, etc.

A partir de estos datos crearemos nuestro DAFO.

El análisis DAFO nos permite conocer con un simple golpe de vista cuál es la situación de la empresa. Éste también es conocido como DOFA y FODA y se compone por los siguientes puntos que forman su nombre: Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.Las Fortalezas y Debilidades se construyen a partir del análisis interno de la empresa, mientras que, las Oportunidades y Amenazas engloban el análisis externo.

 

2.     Público Objetivo

En este punto definiremos cuál es nuestro público objetivo: sexo, edad, estudios, entretenimiento, canales que utiliza, etc. También deberemos definir aquí cuál es el tono que vamos a utilizar para comunicarnos con nuestro público.

 

 

 

 

3.     Objetivos 

Esta es una de las partes fundamentales del plan de marketing,  sin unos objetivos bien definidos no podremos plantear qué estrategia debemos seguir y qué debemos medir exactamente.  Los objetivos deben ser SMART:

  • Específicos (Specific): El objetivo debe ser concreto, de forma que defina de forma breve y precisa lo que se quiere conseguir.
  • Medibles (Measurable): El objetivo debe poderse medir para conocer si se está logrando.Ø
  • Alcanzables (Archievable): Hay que establecer unas metas que se puedan lograr.
  • Realista (Real): Se deben fijar objetivos que cumplan con las condiciones para que se puedan cumplir, si fijamos un objetivo que sabemos que no se adecúa a nuestras posibilidades por recursos, tiempo, dinero, etc., éste no se podrá cumplir.
  • Tiempo (Time): Hay que establecer un tiempo determinado para la consecución del objetivo, de forma que nos permita evaluar su evolución y si se logra el objetivo en el tiempo establecido. En caso contrario, habría que modificar y afinar la estrategia para conseguirlo.

4.     Estrategia

 

La estrategia es la parte en la que vamos a definir en qué canales debemos estar en función de nuestro público y nuestros objetivos.

  • Canales: ¿Qué medios vamos a utilizar para comunicarnos? Redes sociales (cuáles), email, blog, web, foros, etc.
  • Mensaje: ¿Qué queremos comunicar?
  • Tono en función del canal y el público. No será lo mismo hacer una publicación para LinkedIn que para Instagram, hay que adaptar el mensaje y el tono.
  • Tipo de contenido: ¿Qué formato vamos a elegir para nuestro contenido? Imagen, pdf, texto, enlace, vídeo, ebook, workbook, etc.
  • Objetivo: ¿Cuál es el objetivo que pretendemos conseguir con estas acciones? Visibilidad, notoriedad, interacción…

5.     Métricas y KPI’s

Las métricas son aquellos elementos que nos proporcionan datos para poder calcular los KPI’s. Para ello debemos establecer cuáles son las métricas que realmente necesitamos para medir la efectividad de nuestras acciones.

Ejemplos de métricas:

  • Nº likes
  • Nº comentarios
  • Nº compartidos
  • Etc.

Los KPI’s (Key Performance Indicator o Indicadores Clave de Rendimiento), son las fórmulas (compuestas de las métricas) que precisamos para calcular si los objetivos se están cumpliendo. Por tanto, podemos decir que todos los KPI’s son métricas pero que no todas las métricas son KPI’s.

Ejemplos de KPI’s:

  • Evolución en el Tº del nº de likes
  • Interacción= nº compartidos+nº likes+nº comentarios / nº publicaciones

6.     Presupuesto

En el presupuesto vamos a determinar cuánto nos van a costar las acciones que queremos llevar a cabo, por ejemplo, si vamos a invertir en SEM, o si vamos a hacer promociones o sorteos, si vamos a contratar a un community manager para que nos dinamice las redes sociales, etc.

Todo tiene un coste, aunque ese coste se trate de tiempo, por ello es importante determinar el coste que va a tener cada una de las acciones y cuánto vamos a invertir en cada una de ellas en función de los objetivos.

Finalmente y una vez puesta en marcha nuestra estrategia de marketing, deberemos ir midiendo y analizando si las acciones están cumpliendo los objetivos, si no fuera el caso, habría que redirigir la campaña. En caso de estar cumpliendo los objetivos, debemos ver qué es aquello que mejor está funcionando y aquello que no tanto para afinarla hacia nuestros públicos y conseguir mejores resultados.

ROI

 

 

El ROI, es el Retorno de la Inversión, una vez finalizada la campaña, debemos medirlo para conocer cuánto de rentable ha resultado nuestra campaña, para ello, utilizaremos la siguiente fórmula:

Por ejemplo, si hemos invertido 500€ en una campaña de Adwords y hemos obtenido unos ingresos de 2000€, el resultado de la fórmula nos daría 5, esto significa que por cada euro que hemos invertido en la campaña hemos obtenido 5 euros de beneficio.

Siempre que el resultado sea positivo, significa que la campaña está resultando rentable y que por tanto estamos obteniendo beneficios, mientras que, si los resultados obtenidos son negativos, deberemos replantear nuestra inversión ya que estaremos perdiendo dinero con ello.

Pero el ROI, no tan solo lo podemos aplicar a ventas directas, sino que también lo podemos aplicar por ejemplo a las campañas de pago para conseguir likes. Por ejemplo si invertimos 20€ para conseguir fans y conseguimos 100 fans nuevos, aplicando la fórmula podremos conocer cuánto nos ha costado conseguir cada like. Ejemplo: (100 – 20) / 20 = 4€

Cada like nos ha costado 4€. Esto nos servirá para comparar la rentabilidad respecto a otras campañas realizadas en el pasado o que vayamos a realizar en un futuro.

Finalmente, añadir a modo de conclusión que es fundamental medir todas las acciones que llevemos a cabo en nuestra estrategia, ya que será la única forma de conocer si con lo que estamos haciendo estamos consiguiendo los objetivos o debemos modificar nuestra estrategia, qué está funcionando, en qué nos hemos equivocado y de qué forma podemos ir afinando la estrategia para llegar a nuestros públicos y lograr nuestros objetivos.

 

 

2018-04-17T11:36:12+00:00